Hamyguito












Recomiéndanos a tus amigos y/o enemigos




Asuntos de mujer                                         
Revista online donde la mujer es la          
absoluta protagonista.                                  
                                         
Anuncios Hamyguito



El puterío en la Historia








Las circunstancias más sobresalientes acontecidas a lo largo de la Historia, en referencia al puterío (y similares o circundantes)...


Revista CAOS

Mis ligues



Fauna romana

Adulterio en llamas

La otra manera de pasar el cepillo

To pa mí

Los excesos se pagan muy caros

Lametones por lo bajo en las altas esferas

Órgano que no se utiliza, se seca

Ahora no es momento de tener hijos

La culpa es del ciclo

Suegras, menudas putas

Sentencia justa

Virginidad peligrosa

Horadar en lo más íntimo

Casanova y la bola de oro

Vivir para procrear

Cuestión de sobrante

Obligadas a engañar al esposo

Tapar las vergüenzas

Cacadrilo

Culturilla



Barra de herramientas - PasionLatina.US


Índice     Siguiente


El puterío en la Historia


FAUNA ROMANA

En la antigua ciudad de Roma las mujeres de vida alegre eran clasificadas en distintas categorías: las delicatae, damas mantenidas por los ricos; las famosae, hijas y esposas de gente adinerada que se entregaba al sexo por puro placer; las dorae, prostitutas que iban siempre desnudas; las lupae, que ejercían el oficio bajo los arcos y puentes; las noctilidae, mujeres que salían sólo por la noche; las copae, que trabajaban en tabernas y posadas; y otras muchas.


Partirse la caja

ADULTERIO EN LLAMAS

Entre los pueblos germanos, el adulterio estaba penado con la quema de la mujer. El amante era ahorcado sobre sus cenizas.


LA OTRA MANERA DE PASAR EL CEPILLO

Las sacerdotisas hindúes mantenían relaciones sexuales con los creyentes a cambio de dinero, para contribuir al mantenimiento del templo.


TO PA MÍ

El emir Abb-el-Rahmann de Córdoba, que accedió al trono en el año 882, sólo hacía el amor con mujeres vírgenes y nunca repetía el acto sexual con la misma mujer.


LOS EXCESOS SE PAGAN MUY CAROS

En el siglo XVII, algunos médicos sostenían que a los promiscuos se les ponía la nariz roja, padecían gota crónica, alopecia y, a los más viciosos, hasta les salía chepa.


LAMETONES POR LO BAJO EN LAS ALTAS ESFERAS

La emperatriz china Wu Hu, de la dinastía T-ang, exigía a todos los dignatarios gubernamentales, incluso a los embajadores extranjeros, que le rindieran honores practicándole el cunnilingus, esto es, el sexo oral. Pinturas antiguas la representan con las faldas levantadas, mientras que un personaje arrodillado le "rinde homenaje".


ÓRGANO QUE NO SE UTILIZA, SE SECA

El útero de las mujeres que no practican asiduamente el acto sexual se deseca y cierra herméticamente, lo que atormenta a todo su cuerpo, según Hipócrates.


AHORA NO ES MOMENTO DE TENER HIJOS

Las mujeres Karo-batak, de Sumatra, se introducen en la vagina una bola de opio como método anticonceptivo.


LA CULPA ES DEL CICLO

Plinio aseguraba que la presencia de una mujer con el periodo provocaba que las semillas se esterilizaran, el vino se picara y las abejas dejaran de hacer miel y murieran.


SUEGRAS, MENUDAS PUTAS

Las madres de la tribu pondos de Sudáfrica están deseosas de que sus hijos se casen con tantas mujeres como les sea posible, ya que las recién casadas pasan a ser auténticas esclavas de la suegra.


SENTENCIA JUSTA

El 13 de abril de 1550, cerca de la ciudad francesa de Poitiers, Jean Guitton fue quemado en la hoguera junto a su vaca lechera, con la que había mantenido relaciones sexuales.


VIRGINIDAD PELIGROSA

Durante algún tiempo la virginidad de la mujer estuvo mal vista y se consideraba incluso peligrosa para la salud del marido. Por este motivo, en algunas partes de Oriente, los hombres ricos preferían desflorar a la novia con una barra de hierro o dejar ese trabajo sucio para un esclavo.
(¡Quién fuera esclavo!)


HORADAR EN LO MÁS ÍNTIMO

El médico Nicolás Venette (1622-1698) sostenía que la mujer puede autofecundarse si se le perfora el clítoris. Afortunadamente, nunca intentó comprobarlo.


CASANOVA Y LA BOLA DE ORO

Para no dejar embarazadas a las damas que caían en sus brazos, Casanova utilizó un curioso anticonceptivo: una canica de oro de 60 gramos que introducía en la vagina de aquellas.

Central Tarot


Nacido en Venecia en 1725, hijo de comediantes, la curiosidad rige la vida de este conquistador inigualable que con dieciséis años perdía la virginidad en un "ménage à trois" con Nannette y Marton, dos hermanas huérfanas. Pero más allá del anecdotario genial de este legendario personaje, -para el estudioso de su vida y escritor Agustín Sánchez-, Casanova fue un inconstante, un cínico, un vividor realista demasiado consciente que hizo carrera del arte de la seducción. Engañó a las mujeres y se dejó engañar por ellas como una fatalidad inevitable o una ley vital con la que es ridículo enemistarse.

"Por lo que toca a las mujeres, se trata de engaños recíprocos que no entran en la cuenta, porque cuando el amor
se mete por medio, es cosa común que los unos se engañen a los otros".

Así fue su vida entera, un puro juego, todo peripecia, un ventarrón de atrevimiento que supo hacer la burla de toda una época.


Mistericus

Para quienes se han leído las miles de páginas que tiene su 'Histoire de ma vie' (sus memorias), casi da igual cuántas fueran sus conquistas. Algunos afirman que ciento veinticinco, otros dicen que ciento dieciséis. (Los hay que incluso van más lejos.) Qué importancia tiene, fueron muchas. Muchísimas. Y si hemos de creerle, y se le cree, a todas complació, y de ninguna de ellas hizo una histérica, lo que tiene mucho mérito; su sentido común se lo prohibía. Se hizo adorar por mujeres de toda condición, desde la noble condesa que lo requería en su habitación tras una partida de naipes a una prostituta de los bajos fondos londinenses. Resulta irrelevante que ninguna pudiera retenerlo.


Casanova vivió sólo para cultivar el goce de sus sentidos. Su vida fue una impostura, un continuo parecer, el fullero juego de un tahúr con un as siempre en la manga. (En algún rincón de sus memorias nos cuenta cómo en uno de sus escarceos amorosos conoce en Nápoles a Leonilda, una muchacha de diecisiete años que quería casarse con él y que le presentó a su madre, dama a la que nada más ver reconoce como uno de sus antiguos logros y quien le confiesa que la joven es hija suya. -Aquella noche, cómo no, disfrutarían los tres de grandes momentos de placer compartido-.) Así era él, Casanova amaba y hacía felices a las seducidas dejando tras de sí una estela de dulce nostalgia, casi sin darse cuenta, pero nada más, jamás hizo otra cosa en vida que dejarse llevar por el viento que soplaba, una independencia de acto que le acarreó tremendos éxitos y rotundos fracasos, pero que a la postre poco importa pues es precisamente ahí donde radica la libertad engolfada de Giacomo Girolamo Casanova, su esencia como el prototipo de amante y aventurero que hizo de su existir una auténtica obra de arte. ("Sé que he existido, porque he sentido; y puesto que el sentir me da este conocimiento, sé también que ya no existirá cuando haya dejado de sentir.")



Neutral Point of view


Para los amantes de las anécdotas curiosas, decir, por ejemplo, -en riguroso y sencillo desorden, como su misma vida-: que gustaba y abusaba de las ostras (no había desayuno sin ellas); que se inventó la lotería nacional de Francia (vigente desde 1762 hasta 1836); que de pequeño le bastó tan solo un mes de tiempo para conseguir aprender a leer; que por una famosa estafa en 1755 dio con sus huesos en la temible e inexpugnable prisión de los Plomos (o Piombi), condenado por los tribunales de la inquisición veneciana, (en el informe secreto que lo lleva a la cárcel -y que él nunca llegó a conocer-, se lee: "Cuando se conoce a Casanova se ve en él unido, en una misma persona, al más terrible impío, embustero, impúdico y sensual"), siendo el primero y probablemente único en escapar de aquellos fétidos calabozos en una audaz fuga (afloja ladrillos con vinagre, prepara una cena de macarrones para distraer a los guardias, chantajea a los otros prisioneros para que no le denuncien...) acompañado de un monje que conocería allí mismo; que en España también acabó en presidio por un affaire con la esposa de un Capitán General del ejército y que por poco hace valer ante el rey Carlos III un proyecto suyo para repoblar Sierra Morena con católicos colonos suizos y alemanes; que fue amigo, entre muchos otros personajes famosos, de Voltaire -aunque su relación no prosperó por diferencias de pensamiento político- y de Mozart -a quien recomendaba viajar para no ser un pobre hombre-; que prometió un hijo a Madame D'Urfé -una mujer que sobrepasaba los 70 años y que profundamente enamorada de él, le sufragó multitud de viajes-; que a pesar de su espíritu pacífico se batió en duelo y mató en Polonia al conde Branicki; que Federico II el Grande de Prusia le ofreció parte del mando de sus tropas; que entre novelas, libelos, poesías, epistolarios y memorias escribió 43 obras; que una muchacha rústica aprendió a escribir para ser digna de su amor y que él decidió beneficiarla con su rechazo: "Resolví hacer la felicidad de Cristina sin unirla a mi persona. Había pensado en casarme con ella, pero después del goce la balanza se había inclinado tanto de mi lado que mi amor propio se encontró más fuerte que mi amor. Se me ocurrió entonces la idea de buscarle un marido que, bajo todos los conceptos, reuniese mejores condiciones que yo"; o que varios años después de su aventura en los Plomos tuvo el ingenio y el cinismo de ser Angelo Pratolini, autor de unas denuncias y confidencias a los tribunales de la Inquisición de la Serenísima República de Venecia, donde elogiaba la buena vida que hacían los condenados en aquel presidio de "habitaciones ventiladas".






Sus andanzas y aventuras recorren toda Europa, estuvo en todas las cortes, se codeó con los enciclopedistas, en Turquía y Corfú vivió una vida digna de 'Las mil y una noches', fue secretario del cardenal Acquaviva, religioso y militar, un gamberro en Venecia y un caballero en París.

Viajes


No escatimó medios para estafar a los poderosos y a los necios, a los ricos y a los ambiciosos...


"He vaciado el bolsillo de mis amigos para atender a mis caprichos, porque estos amigos tenían proyectos quiméricos y, al hacerles confiar en el éxito, esperaba curarles de ellos desengañándolos. Yo les engañaba para volverlos prudentes, y no me creía culpable, porque nunca actuaba por avaricia. Empleaba en pagar mis placeres las sumas destinadas a conseguir posesiones que la naturaleza hace imposibles. Me sentiría culpable si hoy fuera rico; pero no tengo nada, todo lo he tirado, y esto me consuela y me justifica. Era dinero destinado a locuras: no he cambiado, pues, su destino al utilizarlo para las mías".


(He aquí una magistral lección de vida práctica, de saber vivir y saber estar sin descomponer el gesto.)


Practicó la cábala, divagó como filósofo, destacó siendo violinista (aunque se cansó pronto de este oficio considerándolo indigno), matemático, poeta, astrónomo, químico, geólogo, espía, regentó un casino, desenmascaró al conde de Saint-Germain, gran impostor, tuvo varios hijos naturales (a parte de Leonilda) y amistad con dos Papas, (entre Cortes y salones) se dejó amar cuanto quiso y amó cuanto le dejaron, que no fue poco, y pasó sus últimos días en la biblioteca del conde Waldstein, en un castillo del Dux, en la perdida Bohemia, aquejado de la próstata y gotoso pero rodeado de todo tipo de lujo y comodidades, donde escribiría sus prodigiosas memorias, uno de los mayores monumentos literarios que ha concebido la mente de un hombre y que, aun no siendo completas (le quedaron 27 años por contar), ocupan tres mil setecientos folios. (No en vano les dedicó trece horas diarias.) Un manuscrito de letra menuda sin distracciones ni metáforas para sus sensaciones que desde su muerte, el 4 de junio de 1798, pasó por manos de familiares y editores y que en 1822 aparece publicado por vez primera en alemán, tras haber sufrido dolosas modificaciones en su traducción para adaptarlo al germánico sentido del pudor de entonces.

"Todo lo que he hecho a lo largo de mi vida, sea bueno o malo, lo he hecho libremente, soy un hombre libre".


VIVIR PARA PROCREAR

Al rey Ismail de Marruecos, que vivió en el siglo XVIII, se le atribuyen 1.056 hijos.


CUESTIÓN DE SOBRANTE

En el siglo XVII, algunos doctores sostenían que los penes muy cortos se debían a que la madre naturaleza tomaba de este órgano el material que faltaba para completar otras partes del cuerpo. Por el contrario, los largos eran producto del tejido sobrante.


OBLIGADAS A ENGAÑAR AL ESPOSO

La tradición del pueblo nayar, del sur de la India, obliga a las mujeres casadas a recibir la visita de amantes. La mayoría de los hijos son fruto de estas relaciones.


TAPAR LAS VERGÜENZAS

Antiguamente, las prostitutas turcas se desnudaban completamente ante el cliente, pero se tapaban la cara en señal de pudor.


Total internet


CACADRILO

Las mujeres egipcias introducían en su vagina bolitas de excremento de cocodrilo para no quedarse embarazadas.


CULTURILLA

La palabra 'fornicar' deriva del latín 'fornice', que significa curvatura inferior de un arco, ya que bajo las bóvedas de los puentes y callejones era donde se podían alquilar los servicios de algunas prostitutas romanas. Por su parte, el verbo 'follar', que en su origen significó jugar o recrearse, para pasar después a referirse al acto sexual, viene de la palabra latina 'follicare' (soplar) proveniente a su vez de 'follis' (fuelle). Follicare ha dado al español otras palabras como folgar, holgar y huelga.

Para saber más, visita: Frases hechas


-

Índice     Siguiente





Copyright (c) Hamyguito.com Todos los Derechos Reservados


(
Texto legal y Condiciones de uso - hamyguito@mixmail.com)


Anuncios Hamyguito              Mente breve              Radical y revolucionario              Maravillas del Feng Shui              Papanata´s Mundo